Obispo de Magangué pide abrir espacios de diálogo que favorezcan comunidades

Frente a la tensa situación que se vive en el corregimiento del Alto Caribona, en el sur de Bolívar, por operativos de desalojo contra la minería ilegal, el obispo de la diócesis de Magangué, monseñor  Ariel Lascarro Tapia, hizo un llamado al diálogo entre las partes que hoy se encuentran en conflicto.

El prelado, al recordar el llamado a la reconciliación y la paz hecha por el Papa Francisco durante su visita a Colombia, pidió a las partes “buscar soluciones acertadas para que no se siga afectando la tranquilidad de las familias que dan cobijo a más de mil personas y se pueda vivir en medio de esta situación que estamos pasando por causa de la pandemia”.

Al advertir que son más de 50 años de conflicto por los que estas comunidades han tenido que padecer, instó para que se abran caminos diálogos donde no se generen actos de violencia y se busquen alternativas que beneficien a las comunidades de estos territorios.

Así mismo, hizo un llamado a los organismos de control para que acompañen las conversaciones, dando prioridad al respeto de los derechos de las comunidades “ayuden a mediar ese diálogo que logren resolver el futuro de este corregimiento y de la minería; que se protejan los derechos de los más vulnerables, y se busquen medidas que no causen crisis humanitaria”.

El conflicto se vive en la llamada Mina Walter, jurisdicción de Montecristo, sur de Bolívar, donde la fuerza pública adelanta acciones de preservación de los recursos naturales.

Descargar Mensaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *