Videomensaje del Papa a familias del mundo por Semana Santa y coronavirus

La fe de que Cristo resucitado venció a la muerte alimenta nuestra esperanza, afirmó el Papa Francisco en un video mensaje dirigido a las familias para esta Semana Santa marcada por la pandemia del coronavirus COVID-19.

“En Jesús resucitado, la vida ha vencido a la muerte. Esta fe pascual alimenta nuestra esperanza. Me gustaría compartirla con vosotros esta noche. Es la esperanza de un tiempo mejor, en el que también nosotros podamos ser mejores, finalmente liberados del mal y de esta pandemia. Es una esperanza: la esperanza no defrauda; no es una ilusión, es una esperanza”, afirma el Pontífice en su video mensaje difundido este viernes 3 por la Santa Sede.

A continuación, el texto completo de las palabras del Papa Francisco:

Queridos amigos, buenas noches,

Esta noche tengo la oportunidad de entrar en vuestras casas de una manera diferente a la habitual. Si me lo permitís, me gustaría hablar con vosotros unos momentos en este período de dificultad y de sufrimientos. Os imagino en medio de vuestras familias, mientras vivís una vida inusual para evitar el contagio. Pienso en la vivacidad de los niños y los jóvenes, que no pueden salir, ir a la escuela, hacer su vida. Llevo en mi corazón a todas las familias, especialmente a las que tienen algún ser querido enfermo o a las que desgraciadamente están de luto por el coronavirus u otras causas. En estos días pienso a menudo en las personas solas para las que es más difícil afrontar estos momentos. Sobre todo pienso en los ancianos, a los que quiero tanto.

No puedo olvidar a los que están enfermos a causa del coronavirus, a las personas ingresadas en los hospitales. Tengo presente la generosidad de los que se exponen al peligro para curar esta pandemia o para garantizar los servicios esenciales a la sociedad. ¡Cuántos héroes, de todos los días, a todas las horas! También recuerdo a los que pasan apuros económicos y están preocupados por el trabajo y el futuro. Pienso además en los presos en las cárceles, a cuyo dolor se suma el miedo a la epidemia, por ellos y por sus seres queridos, pienso en los que carecen de domicilio, que no tienen un hogar que los proteja.

Es un momento difícil para todos. Para muchos, muy difícil. El Papa lo sabe y, con estas palabras, quiere expresar a todos su cercanía y su afecto. Intentemos, si podemos, aprovechar este tiempo lo mejor posible: seamos generosos; ayudemos a quien lo necesita en nuestro entorno; busquemos, a lo mejor por teléfono o en las redes sociales, a las personas que están más solas; recemos al Señor por los que pasan por esta prueba en Italia y en el mundo. Aunque estemos aislados, el pensamiento y el espíritu pueden llegar lejos con la creatividad del amor. Es lo que hace falta hoy: la creatividad del amor.

Celebramos la Semana Santa de una manera verdaderamente inusual, que manifiesta y resume el mensaje del Evangelio, el del amor ilimitado de Dios. Y en el silencio de nuestras ciudades, resonará el Evangelio de Pascua. Dice el apóstol Pablo: “Y murió por todos, para que ya no vivan para sí los que viven, sino para aquel que murió y resucitó por ellos” (2 Cor 5, 15). En Jesús resucitado, la vida ha vencido a la muerte. Esta fe pascual alimenta nuestra esperanza. Me gustaría compartirla con vosotros esta noche. Es la esperanza de un tiempo mejor, en el que también nosotros podamos ser mejores, finalmente liberados del mal y de esta pandemia. Es una esperanza: la esperanza no defrauda; no es una ilusión, es una esperanza.

Los unos al lado de los otros, en el amor y la paciencia, podemos preparar en estos días un tiempo mejor. Gracias por dejarme entrar en vuestras casas. Tened un gesto de ternura con los que sufren, con los niños, con los ancianos. Decidles que el Papa está cerca y reza para que el Señor nos libre pronto del mal a todos. Y vosotros, rezad por mí ¡Buena cena , hasta pronto!

Tomado de: Agencia católica ACIPRENSA
Video: Rome Reports

Triduo Pascual 2020: celebremos la Pascua en familia

Jesucristo ha cumplido la obra de la redención de los hombres y de la glorificación perfecta de Dios principalmente por su Misterio Pascual, por medio del cual, al morir destruyó nuestra muerte y al resucitar restauró la vida. 

La Iglesia celebra este gran evento salvífico en el Triduo sagrado de Pascua, a través de la Pasión y la Resurrección del Señor, punto culminante de todo el año litúrgico (Cfr. Normas Universales sobre el Año Litúrgico y el Nuevo Calendario Romano General, 18). 

El Triduo Pascual comienza con la misa vespertina del Jueves Santo o de la Cena del Señor, tiene su centro en la Vigilia Pascual y se acaba con las vísperas del Domingo de Resurrección (Cfr. Normas Universales sobre el Año Litúrgico y el Nuevo Calendario Romano General, 19). 

Las celebraciones litúrgicas de estos tres días representan la única celebración del único Misterio Pascual. 

En estos momentos de emergencia causada por el coronavirus (COVID-19), la Iglesia orienta y recomienda que “dado que no es posible la participación en la Misa, ni en la celebración de la Palabra de Dios con distribución de la sagrada comunión, los fieles permanezcan orando en familia; aprovechen las transmisiones de las diversas celebraciones de la Semana Santa a través de los medios de comunicación tradicionales y digitales; celebren algunas partes de la Liturgia de las Horas o se reúnan para escuchar y flexionar la Palabra de Dios”.

En este sentido, el departamento de Liturgia del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (SPEC)  presenta un esquema de celebración de la Palabra de Dios para orientar la vivencia de la Pascua de Cristo en los hogares.

 Descargue material aquí

Esquema de oración para vivir la Semana Santa en Familia

La Semana Mayor constituye la memoria celebrativa del misterio central de la fe católica: pasión, muerte, sepultura y resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

En momentos en los que el mundo se enfrenta al desafío de controlar la expansión e impacto de la pandemia por coronavirus (Covid 19) y se han adoptado medidas de confinamiento, la Iglesia católica orienta y recomienda que “dado que no es posible la participación en la Misa, ni en la celebración de la Palabra de Dios con distribución de la sagrada comunión, los fieles permanezcan orando en familia y aprovechen las transmisiones de las diversas celebraciones de la Semana Santa por medio de la radio, la televisión o las redes sociales; celebren algunas partes de la Liturgia de las Horas o se reúnan para escuchar y flexionar la Palabra de Dios”.

En esta línea y con el objetivo de brindar orientaciones pastorales para vivir la Semana Santa en familia, el departamento de Liturgia del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (SPEC) ofrece un esquema de celebración de la Palabra de Dios titulado: “Primera parte Semana Santa 2020: celebremos en familia, para los días Domingo de Ramos, Lunes, Martes y Miércoles Santo”, que permite celebrar la presencia de Dios en medio de las familias reunidas en sus casas.

En un segundo momento se ofrecerá el insumo “Triduo Pascual, celebremos la Pascua en familia”.

 Descargue material aquí

Iglesia, ágil en la respuesta a las necesidades de sus fieles

¡Quédate en casa! La Iglesia católica va directo a la casa del fiel, a través de los medios masivos de comunicación digital: Eucaristías, rosarios, laudes, viacrucis y coronillas acompañan a los católicos en sus casas

Diferentes parroquias se acercan y acompañan a los católicos en sus casas, como respuesta a la necesaria cuarentena; los medios masivos de comunicación son la gran herramienta. Facebook live, streaming, plataformas, sitios web y los tradicionales canales de televisión y radio.

En Facebook:

Mons. Ariel Lascarro Tapia

diocesismag

Catedral Nuestra Señora de la Candelaria

Parroquia San Pio X

Parroquia Nstra.Sra.del Carmen

Parroquia Santa Rosa de Lima

Parroquia San Isidro Labrador

Parroquia Inmaculada Conchitas

Parroquia San Pablo Apostol