Condecoración a misioneros (Orden de la Candelaria)

En el marco de las celebraciones  de los 5o años de creación de la Diócesis de Magangué, el pasado 19 del presente en la ciudad de Mompox se llevaron a cabo las condecoraciones a los misioneros que durante estos años han hecho presencia en nuestra iglesia particular, con la condecoración Orden de la Candelaria.

A las 11 de la mañana se dio apertura con una solemne Eucaristía en la Basílica Menor el Santísimo Cristo, presidida por el obispo diocesano Mons. Ariel Lascarro Tapia y concelebrada por Mons. Héctor Cubillos Peña obispo de la Diócesis  de Zipaquira, el padre Octavio de Jesús Díaz Gil quién celebraba sus bodas de oro sacerdotales.

En las horas de la tarde en la casa de la cultura se reconoció el trabajo misionero a las distintas comunidades religiosas, sacerdotes y laicos.

Del Evangelio según san Lucas 18, 1-8

ara inculcar a sus discípulos la necesidad de orar siempre y sin desanimarse, les dijo el Señor esta parábola: “En una ciudad había un juez que no tenía temor a Dios ni respeto a los hombres. Había también allí una viuda, que iba a donde el juez a pedirle que la defendiera de un enemigo que tenía. Por mucho tiempo, el juez no quiso hacerle caso; pero al fin, aunque no tenía temor a Dios ni respeto a los hombres, dijo para sus adentros: ‘Es tanto lo que esta viuda me molesta, que voy a defenderla. Si no, de tanto venir a quejarse me va a desesperar’”. Y añadió el Señor: “Esto es lo que dice un juez, sin conciencia. ¿Y creen que Dios no saldrá en defensa de sus escogidos cuando claman a Él día y noche? ¿Creen que los dejará esperando? Yo les digo: sin demora saldrá en defensa de ellos. Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará en la tierra esa confianza?”.

 Palabra del Señor.

PARA MEDITAR

La liturgia de este domingo nos ofrece un texto del Evangelio de Lucas que habla de oración, un tema muy importante para Lucas. Es la segunda vez que este evangelista trae palabras de Jesús para enseñarnos a orar. La primera vez (Lc 11, 1-13), introduce el texto del Padrenuestro y mediante comparaciones y parábolas, nos enseña que debemos orar siempre, sin desfallecer. Ahora, esta segunda vez, (Lc 18, 1-4), Lucas recurre de nuevo a parábolas extraídas de la vida de cada día para dar instrucciones sobre la oración: la parábola de la viuda y del juez (18, 1-8), del fariseo y del publicano (Lc 18, 9-14).

La recomendación “orar sin desfallecer” aparece muchas veces en el Nuevo Testamento. Era una de las características de la espiritualidad de las primeras comunidades cristianas. Y también uno de los puntos en los que Lucas insiste mayormente, tanto en el Evangelio como en los Hechos.

La eficacia de la oración continua, de la súplica constante, de la búsqueda insistente del amor por la verdad y la justicia, forja al discípulo en la misión. Solo aquellos que rezan insistentemente ponen a Cristo en el centro de sus vidas y de la misión que se les confía, creciendo en la fe. Solo aquellos que oran insistentemente se vuelven atentos y son capaces de escuchar, comprender y descubrir las necesidades y las peticiones de redención material y espiritual tan presentes en el corazón de la humanidad de hoy.

PARA REFLEXIONAR

  • ¿Somos de las personas que pensamos que luchar por una sociedad con justicia para todos no es una tarea que nos compromete como cristianos?

ORACIÓN

Señor Jesús, tú nos enseñaste a hablar con Dios como un hijo con su Padre, afirmando que todo lo que pidamos en tu nombre, Él nos concederá. Con esta certeza queremos orar siempre. Amén.

7 Reflexiones del Episcopado para votar bien

Frente a los comicios electorales que se avecinan en el país, los obispos católicos de Colombia proponen siete reflexiones al pueblo colombiano para ejercer un voto responsable, libre y consciente que le dé transparencia al proceso electoral.

La reflexión de los prelados inicia resaltando la importancia de estas elecciones para consolidar un proyecto común de país, “teniendo en cuenta las situaciones y necesidades propias de cada región, departamento, municipio o localidad”, como primeros escenarios para la construcción de la paz y el desarrollo integral de los colombianos.

Se  invita a los candidatos que se postulan a los cargos públicos a presentar propuestas claras, viables e integrales, procurando siempre el bien común; e insisten los obispos en un proceso electoral transparente y limpio en el que se participe masivamente para derrotar la apatía, el pesimismo y la falta de compromiso “que evidencian el alto grado de abstencionismo que ha caracterizado nuestras elecciones”.

https://youtu.be/K8KntLm1sgU

Descargar comunicado

Fuente.CEC.

Del Evangelio según san Lucas 11, 29-32

En aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y Él se puso a decirles: “Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para esta generación. Cuando sean juzgados los hombres de esta generación, la reina del Sur se levantará y hará que los condenen; porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Cuando sea juzgada esta generación, los hombres de Nínive se alzarán y harán que los condenen; porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás”.

 Palabra del Señor.

PARA MEDITAR

El evangelio de hoy nos presenta una acusación muy fuerte de Jesús contra los fariseos y los escribas, quienes querían que Jesús diera una señal para creer en Él. Esta acusación de Jesús está presente también en los evangelios de los próximos días. Al meditarlos, debemos tener mucho cuidado para no generalizar la acusación de Jesús como si fuera dirigida contra el pueblo judío.

Según el Evangelio de Mateo, algunos escribas y fariseos pidieron una señal (Mt 12, 38). Ellos querían que Jesús realizara una señal, un milagro, para así verificar si era Él mismo el enviado de Dios según se lo imaginaban. Querían que Jesús se sometiera a los criterios de ellos, pues no había apertura para una posible conversión. Pero Jesús no se sometió a sus pedidos, ya que la única señal es la señal de Jonás. “Porque, así como Jonás fue signo para los ninivitas, así lo será el Hijo del hombre para esta generación”.

Siendo Jonás, con su experiencia dentro del vientre de la ballena, una clara referencia a la Pascua de Jesús, la apertura eficaz de la misión a la salvación de todos, esa se encuentra en la Iglesia, en su universalidad y en su sacramentalidad. (…) La Iglesia de Jesucristo, sacramento universal de salvación, en permanente estado de misión, es enviada a todos, convoca a todos en Cristo. En la persecución revive la pasión redentora de su Señor, en la acogida experimenta la eficacia de su Pascua y en el crecimiento bautismal de sus hijos la fecundidad generosa de la misericordia y del perdón de su Señor, maestro y esposo, Jesucristo.

PARA REFLEXIONAR

  • Como bautizados, ¿damos testimonio de ser hijos de la libertad, de la promesa y de la vida? ¿Seguimos esperando signos e ignorando el signo definitivo de la muerte y resurrección de Jesús?

ORACIÓN

Como bautizados, ¿damos testimonio de ser hijos de la libertad, de la promesa y de la vida? ¿Seguimos esperando signos e ignorando el signo definitivo de la muerte y resurrección de Jesús?

Del Evangelio según san Lucas 11, 27-28

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a las gentes, una mujer de entre el gentío levantó la voz, diciendo: “Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron”. Pero Él repuso: “Mejor, dichosos los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen”.

 Palabra del Señor.

PARA MEDITAR

El evangelio de hoy (Lc 11, 27-28) es bien brevepero encierra un significado importante en el conjunto del Evangelio de Lucas. Nos da la clave para entender lo que Lucas enseña respecto de Maríala Madre de Jesúsen el así llamado “Evangelio de la infancia” (capítulos 1 y 2).

Para LucasMaría es la hija de Sionimagen del nuevo pueblo de Dios. Presenta a María como modelo para la vida de las comunidades. Ella nos enseña cómo acoger la Palabra de Dioscómo encarnarlavivirlaprofundizarlarumiarlahacerla nacer y crecerdejarnos plasmar por ellaaún cuando no la entendemos o cuando nos hace sufrir.

La imagen de María como “discípula fiel” que vive una “peregrinación de fe” es la que estimula la sensibilidad de la gente moderna y la comprensión de la Iglesia como llamada al discipulado. El papa Francisco, refiriéndose también a la encíclica Redemptoris mater de san Juan Pablo II, escribe en la Evangelii gaudium: “María es la mujer de fe que vive y camina en la fe, y ‘su excepcional peregrinación de la fe representa un punto de referencia constante para la Iglesia’. Ella se dejó conducir por el Espíritu, en un itinerario de fe, hacia un destino de servicio y fecundidad. Nosotros hoy fijamos en ella la mirada, para que nos ayude a anunciar a todos el mensaje de salvación, y para que los nuevos discípulos se conviertan en agentes evangelizadores” (EG 287).

PARA REFLEXIONAR

  • La comunidad cristiana, ¿reconoce la nueva condición de los hijos de Dios adquirida por la fe y el bautismo? ¿Es la escucha de la Palabra un ingrediente necesario para el crecimiento de la fe?

ORACIÓN

Señor Jesús, fortalece nuestra fe y danos la capacidad para acoger la Palabra de Dios que transforma nuestra vida y nos da la posibilidad de llegar a ser bienaventurados. Amén.

Del Evangelio según san Lucas 17, 5-10

Un día los apóstoles le dijeron al Señor: “Auméntanos la fe”. Y Él respondió: “Si la fe que tienen fuera tan grande como un granito de mostaza, le ordenarían a este árbol de morera que se arranque de raíz y se plante en el mar, y les obedecería”. Y añadió: “Supongamos que uno de ustedes tiene un sirviente que está arando o cuidando las ovejas. Cuando el sirviente vuelve del campo, seguramente no le dirá: ‘Por favor, pasa en seguida a la mesa’, sino que le dirá: ‘Prepárame la comida y sírveme. Y cuando yo termine de comer y de beber, podrás hacerlo tú’. ¿Acaso le da muchas gracias por cumplir lo que le había mandado? Pues lo mismo ustedes: después de hacer lo que Dios les ha mandado, digan: No somos más que servidores sin mérito alguno; no hemos hecho sino cumplir nuestro deber”.

 Palabra del Señor.

PARA MEDITAR

La comparación usada por Jesús en el evangelio de hoy es fuerte e insinuante. Un grano de mostaza es muy pequeño, tanto como la pequeñez de los discípulos. Pero por medio de la fe, pueden llegar a ser fuertes, más fuertes que la montaña o el mar. En término de hoy, Jesús diría: “Si tuvieran la fe grande como un átomo, podrían hacer explotar esta montaña”. O sea, a pesar de las dificultades que comporta, la reconciliación entre los hermanos es posible, porque la fe consigue realizar lo que parecía imposible. Sin el eje central de la fe, la relación rota no se recompone y la comunidad que Jesús desea no se realiza. Nuestra fe debe llevarnos al punto de ser capaces de arrancar de dentro de nosotros la montaña de prejuicios y lanzarlos al mar.

Debemos reconocer con humildad que nos falta mucha fe en nuestra misión de evangelizar el mundo. (…) No es posible tener una fe capaz de transportar montañas si nos falta la fe esencial en el Señor Jesús, en el Jesús resucitado que vive en nosotros y en su Iglesia. ¿Qué sentido tiene querer poseer una fe que realiza milagros delante de las masas, o poderes de curación, o poderes excepcionales para mistificar paganos y cristianos de hoy? Jesús mismo hizo muchísimos milagros delante de sus contemporáneos y de sus apóstoles, y eso no les aumentó su fe. Lo esencial es tener la humildad de los apóstoles y orar continuamente al Señor para que venga en nuestra ayuda.

PARA REFLEXIONAR

  • ¿Estamos dispuestos a creer en Dios más allá de los límites de la lógica humana y del sentido de lo posible?

ORACIÓN

Señor Jesús, como los apóstoles, nos acercamos a ti para pedirte que aumentes nuestra fe, pues las dificultades de la vida pueden hacer tambalear nuestro amor por ti y por los hermanos. Amén.

Del Evangelio según san Lucas 10, 17-24

En aquel tiempo, los setenta y dos volvieron muy contentos y dijeron a Jesús: “Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre”. Él les contestó: “Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Miren: les he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo. Y no les hará daño alguno. Sin embargo, no estén alegres porque se les someten los espíritus; estén alegres porque sus nombres están inscritos en el cielo”. En aquel momento, lleno de la alegría del Espíritu Santo, exclamó: “Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, porque así te ha parecido bien. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiere revelar”. Y volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: “¡Dichosos los ojos que ven lo que ustedes ven! Porque les digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que ven ustedes, y no lo vieron; y oír lo que oyen, y no lo oyeron”.

 Palabra del Señor.

PARA MEDITAR

Anteriormente, Jesús había enviado a setenta y dos discípulos, ahora estos regresan y le rinden cuentas a su Maestro. Puede constatarse que el éxito de la misión se debe a la experiencia de la superioridad, o mejor, de la supremacía del nombre de Jesús respecto a las potencias del mal. La caída de Satanás coincide con la llegada del Reino: los discípulos lo han visto al realizar la misión. Las fuerzas demoníacas han quedado debilitadas: los demonios se someten al poder del nombre de Jesús. Pero este convencimiento no puede ser el fundamento de su alegría y del entusiasmo de su testimonio misionero; la alegría tiene sus raíces profundas en el hecho de ser conocidos y amados por Dios.

La Palabra de Dios nos llama hoy a observar no solo los diversos aspectos de la misión, sino también a descubrir activamente lo que estas realidades nos revelan de Dios. Cuando con fe reconocemos los modos mediante los cuales Dios viene y actúa en nosotros, podemos permitir que su Espíritu realice su misión en los demás por mediación nuestra. La profunda comunión de los discípulos misioneros con Jesús, en su efusiva unidad divina con el Padre, da alegría, pasión y celo por el empeño misionero. Mucho más que por el éxito, los discípulos misioneros se alegran por el amor, por la comunión con su Maestro y Señor, por la vocación de ser hijos de Dios, cuyo nombre está escrito en los cielos.

PARA REFLEXIONAR

  • ¿Confiamos en la llamada de Dios y en su poder, que busca manifestarse a través de la sencillez, de la pobreza y de la humildad?

ORACIÓN

Señor Jesús, que alabas y glorificas a Dios por su predilección por los pobres de la tierra, ayúdanos a crecer en sabiduría para darlo a conocer a los demás como Buena Nueva. Amén.

Del Evangelio según san Lucas 10, 1-12

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir Él. Y les decía: “La mies es abundante y los obreros pocos; rueguen, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Pónganse en camino! Miren que los mando como corderos en medio de lobos. No lleven talega, ni alforja, ni sandalias; y no se detengan a saludar a nadie por el camino. Cuando entren en una casa, digan primero: ‘Paz a esta casa’. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos su paz; si no, volverá a ustedes. Quédense en la misma casa, coman y beban de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No anden cambiando de casa. Si entran en un pueblo y los reciben bien, coman lo que les pongan, curen a los enfermos que haya, y digan: ‘Está cerca de ustedes el Reino de Dios’. Cuando entren en un pueblo y no los reciban, salgan a la plaza y digan: ‘Hasta el polvo de su pueblo, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre ustedes. De todos modos, sepan que está cerca el Reino de Dios’. Les digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para ese pueblo”.

 Palabra del Señor.

PARA MEDITAR

Las recomendaciones que Jesús les da antes de enviarlos son una invitación a ser conscientes de la misión a la que se les envía: la mies abundante en contraste con el número exiguo de obreros. El Señor de la mies llega con toda su fuerza, pero la alegría de su llegada se ve impedida por el reducido número de obreros. De aquí, la invitación categórica a la oración: “Rueguen, por tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos”.

El rechazo y la persecución de Jesús y por Jesús pueden llegar incluso a convertirse en oportunidades de configuración de discípulos misioneros en la Pascua de su Maestro, donde el mensaje anunciado, el Reino proclamado, su persona divina y humana y su destino como Mesías y salvador se convierten en una única preocupación: hacer la voluntad del Padre para la salvación del mundo. (…) A nadie se le permite anticipar la condena y la condenación (cf. Mt 13, 24-43): a los discípulos misioneros se les pide que se inflamen de la misma pasión y del amor por el mundo para que todos se salven, que vayan a buscar a los hombres y mujeres de todas las generaciones, de todos los lugares y ciudades para que nadie se pierda el anuncio del Evangelio de la salvación

La iniciativa de enviar a la misión es competencia del Padre, pero Jesús da la orden: “Vayan”, indicando después el modo de seguir.

PARA REFLEXIONAR

  • ¿Somos conscientes de que el éxito de nuestro testimonio misionero no depende de las capacidades personales, sino solo del Señor que envía y de nuestra disponibilidad?

ORACIÓN

Señor Jesús, te ofrecemos nuestra vida y confiamos en que nos darás las gracias necesarias para dedicarnos a tu Reino. Amén.

Del Evangelio según san Mateo 18, 1-5. 10

En aquel momento, se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: “¿Quién es el más importante en el Reino de los Cielos?”. Él llamó a un niño, lo puso en medio y dijo: “Les aseguro que, si no vuelven a ser como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos. Por tanto, el que se haga pequeño como este niño, ese es el más grande en el Reino de los Cielos. El que acoge a un niño como este en mi nombre me acoge a mí. Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, porque les digo que sus ángeles están viendo siempre en el cielo el rostro de mi Padre celestial”.

 Palabra del Señor.

PARA MEDITAR

En el evangelio de hoy, fiesta de los santos ángeles custodios, nos invita a meditar sobre la acogida que hay que dar a los pequeños, entendiendo por “pequeños” no solo a los niños, sino a las personas sin importancia en la sociedad, incluidos también los niños. Jesús pide que los pequeños estén en el centro de las preocupaciones de la comunidad, pues “el Padre quiere que ni uno solo de estos pequeños se pierda” (Mt 18, 14).

Los discípulos quieren saber quién es el mayor en el Reino, lo cual deja entender que no han entendido bien el mensaje de Jesús. Por eso, la respuesta de Jesús, es decir, todo el “sermón de la comunidad”, enfatiza que entre los seguidores de Jesús tiene que primar el espíritu de servicio, de entrega, de perdón, de reconciliación y de amor gratuito, sin buscar el propio interés.

Cualquiera que se sienta llamado a una misión tanto dentro de la Iglesia como fuera de sus fronteras necesita una conversión muy exigente: llegar a ser como un niño. (…) Así, el discípulo de Jesús que percibe que está llamado a una misión debe tener fe en Dios, confiar y rendirse únicamente a Él. El discípulo misionero debe tener la misma inmensa confianza que los hijos tienen en sus padres, seguros de su amor y de su protección, y por lo tanto confiados en el presente, que para ellos ya es el comienzo del futuro.

PARA REFLEXIONAR

  • ¿Nos encomendamos a la nuestro ángel guardián? ¿A través de qué acciones de nuestra vida somos un “ángel” para los demás?

ORACIÓN

Ángel de Dios, que eres mi custodio, ya que el Señor me ha encomendado a ti, ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname. Amén.

Del Evangelio según san Lucas 9, 51-56

Cuando se iba cumpliendo el tiempo de ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros por delante. De camino, entraron en una aldea de Samaria para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron, porque se dirigía a Jerusalén. Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le preguntaron: “Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo y acabe con ellos?”. Él se volvió y los regañó. Y se marcharon a otra aldea.

 Palabra del Señor.

PARA MEDITAR

Comenzamos el mes de octubre, el mes que por tradición se dedica a las misiones y al santo rosario. Pero este año tiene un distintivo especial: es el Mes Misionero Extraordinario, convocado por el papa Francisco para conmemorar el centenario de la promulgación de la Carta apostólica Maximum illud del papa Benedicto XV.

La celebración de este mes, dice el Santo Padre, nos ayudará en primer lugar a volver a encontrar el sentido misionero de nuestra adhesión de fe a Jesucristo, fe que hemos recibido gratuitamente como un don en el bautismo. Para reavivar la conciencia bautismal del Pueblo de Dios en relación con la misión de la Iglesia, el Papa ha asignado a este mes especial, el tema “Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo”. Se trata de despertar la conciencia de la missio ad gentes y retomar con nuevo impulso la responsabilidad de proclamar el Evangelio, sabiendo que “la salida misionera es el paradigma de toda obra de la Iglesia”.

La misión de la Iglesia es conformarse a la persona y al misterio de Cristo: una conversión que compromete toda la vida, dejando al Señor la tarea de abrir las puertas de la misión y conmover los corazones de las personas. Los tiempos y las modalidades de la conversión de los paganos son obra del Señor; a la Iglesia le compete la tarea de convertirse al Espíritu y a la persona del Señor Jesús.

PARA REFLEXIONAR

  • ¿Sabemos valorar y proclamar que el Señor se fija por amor en los humildes y sencillos? ¿Elegimos la humildad en una sociedad que busca el reconocimiento sobre todas las cosas?

ORACIÓN

Señor, Dios mío, las dificultades y obstáculos agobian mi vida, y aunque muchas veces no lo entiendo, en ti pongo mi confianza; dame fuerzas para seguir mi camino. Amén.